Los precios topados hace apenas unos días en agosto ya están golpeando a los cubanos,  pues hay falta de alimentos desde Punta de Maisí al Cabo de San Antonio.