El gobierno de Cuba anunció la pronta aplicación de nuevas medidas económicas para hacer frente a la crisis económica que atraviesa el país. Así lo anunció el presidente de a dedo, Miguel Díaz-Canel.

Como resultado, informó que entre las nuevas medidas económicas que se aplicarán en Cuba está la dolarización del mercado de alimentos y productos de aseo. Por ello, expuso que desde el próximo lunes se dará la activará la comercialización de estos rubros en esta divisa americana.

Sin duda, esto es una maniobra que pretende captar un mayor ingreso de monedas extranjeras ante la imposibilidad de su entrada al país con la contingencia. Por lo tanto, este mercado se realizará a través de las tarjetas magnéticas en las 72 tiendas estatales aprobadas por el Gobierno.

Entre las nuevas medidas económicas que aplicará Cuba a partir del próximo lunes, también se encuentra la eliminación del gravamen impuesto al dólar. Por lo tanto, los cubanos podrán “acceder” a esta moneda sin que se les haga el cobro del -10% establecido desde 2004.

Asimismo, indicaron que este dinero deberá depositarse en los bancos nacionales para poder usarlo mediante las tarjetas magnéticas.

No obstante, también subrayaron que una vez que las personas depositen este dinero no podrán extraerlo nuevamente.

“El país está en un momento económico que trasciende más allá de una tensión habitual, estamos en una situación excepcional, y requerimos de una estrategia que nos conduzca sin improvisaciones”, dijo Gil en el anuncio de las medidas.

Desde que este individuo asumió el rol de ministro de Economía lo único que he hecho es, justamente, improvisar. No hay una medida tomada por este señor que haya dado un respiro a la maltrecha Economía cubana.