Decenas de personas se dieron cita frente al Ministerio de Comunicaciones (MINCOM), en La Habana, para protestar de forma pacífica por la nueva legislación sobre redes inalámbricas que impide el funcionamiento de SNet (Street Network), la mayor red WiFi cubana, y la mayor red comunitaria del mundo según un estudio de la Universidad de Colorado

SNet, una comunidad inalámbrica, brinda servicios informáticos que van desde las redes sociales, servidores de juegos, sitios de compraventa, Wikipedia y noticias a más de 40.000 usuarios, según sus propios datos.

Ernesto de Armas fue uno de los usuarios que acudió al encuentro, tras una convocatoria realizada el viernes después de que los administradores de SNet tuvieran un encuentro con representantes del Ministerio de Comunicaciones (MINCOM) en el que se anunció el fin de la red. Los jóvenes pretenden que se le conceda una licencia especial de operaciones.

«No se van a hacer cambios de ningún tipo a la resolución y no se va a permitir ninguna red como SNET, todos los nodos que no cumplan las nuevas regulaciones (todos los nodos de SNET) no deben seguir operando o se le enviarán cartas de advertencias a los administradores responsables. desaparece y es eliminada de manera permanente y sin excepciones. Los Joven Club de Computación no realizarán ningún acuerdo, unión, anexión o cooperación con o cualquier nodo», anunció un comunicado de la comunidad inalámbrica en Facebook.

Entre los funcionarios estuvo el subdirector de comunicaciones David Wong, la directora de atención a la población, Noraimis Ramos, y tres representantes de los Joven Club de Computación y Electrónica (JCCE), al que el MINCOM otorgó facultades para que establezcan puntos WiFi y extiendan su red.

Este sábado en la concentración se habría hablado de la posibilidad de que las autoridades comiencen a «trabajar de conjunto» con la red independiente, pese a que esta versión no coincide con la declaración antes citada.

En su cuenta en la red social Twitter, De Armas anunció que el lunes usuarios de SNet volverían a acudir frente a la sede ministerial si no se llegaba a una solución.

«El partir del lunes que es cuando dicen que van a empezar a hacer esto, si no sucede, volveremos a reunirnos acá, esta vez con más personas, porque para el que no lo sepa esto se anunció a las 11:00PM y en poquísimo tiempo todo el que pudo venir vino (…) Lo que se quiere es dar una oportunidad al MINCOM, estoy transmitiendo, no quiere decir que sea mi opinión. Si el lunes no sucede nada entonces estaremos acá de nuevo», reiteró De Armas en un vídeo.

El usuario informó de un dispositivo policial y de la alrededor del punto de concentración de los manifestantes.

«Ya está aquí la policía y hay un banco que no pude enfocar con gente de la Seguridad del Estado. Se puede ver fácilmente como la patrulla tira fotos y filma pues acaba de limpiar el lente de la cámara de seguridad solo para eso», dijo.

«No tenemos miedo porque no hacemos nada ilegal», añadió en otro tuit.

Los representantes de SNet presentaron varias propuestas, entre ellas lograr un contrato con la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) que les permitiera llevar la señal inalámbrica de conexión a internet hacia todos los municipios de La donde opera la red independiente, según recogió el diario digital 14yMedio.

Los administradores de SNet estuvieron durante semanas solicitando la reunión para pedir también una licencia especial que les permitiera operar con potencias mayores que las establecidas por la nueva normativa. La ley legaliza las conexiones inalámbricas que antes operaban en la alegalidad, pero establece estrictos límites de potencia en el que podrán operar las antenas y dispositivos que hacen las veces de estaciones WiFi.

Fuente: Diario de Cuba