Dicen que el tiempo es implacable, de ahí que no parezca tan inusitado que en el mes en que el gobierno de Cuba celebraba 60 años de su llegada al poder, se produjeran en la isla las públicas más significativas desde el  «Maleconazo» de agosto de 1994, cuando tocaba fondo el llamado “período especial” posterior al desplome soviético.

En el primer mes del año la nacional latente continuó emergiendo y visibilizándose, y  quizás el mejor indicador ha sido el temprano desplome de la percepción nacional sobre el sucesor de Raúl Castro,  Miguel Diaz-Canel, en el cargo desde abril de 2018, lo que ocurre en una coyuntura nacional e internacional muy desfavorable al gobierno cubano:

«Descarados, se van chillando goma» así abuchearon en Regla a comitiva de Díaz-Canel. (Ver noticia)

Con gritos de «¡Descarados!» y «¡Mentirosos!» vecinos del municipio Regla enfrentaron a la comitiva de altos jerarcas gubernamentales que visitaba a los damnificados por el tornado que azotó varias regiones de La Habana el pasado 27 de enero.

Un video que circula en las redes sociales muestra a la multitud abucheando a la comitiva gubernamental que llegó al lugar en autos Mercedes-Benz.

Los vecinos gritaron que todo ese despliegue era «por gusto» y que se trataba de pura propaganda.

El gobierno de carga con una oleada de críticas tras vender alimentos y a los damnificados de un reciente tornado.

En Regla, Guanabacoa, San Miguel del Padrón, Diez de Octubre y Habana del Este, los distritos más afectados de la capital por el paso del tornado, murieron cuatro personas, 195 recibieron heridas y 1.900 fueron dañadas.

La responsabilidad del sucesor, quien carece del “pedigrí” de los históricos de la Sierra Maestra , fue cuestionada públicamente durante el mes por ciudadanos enfrentados al creciente desabastecimiento  de alimentos.

Protesta en Holguín: «Nos están matando de hambre. Este es el gobierno de Díaz-Canel». Ver noticia.

En Vista Alegre, Holguín, desafiaron a varios inspectores y a la policía castrista, cuando intentaban decomisarles la mercancía.

La nota citada evidencia asimismo los actos de rebeldía de (transportistas, carretilleros) que prefieren perder clientela antes que permitir que el Estado de apropie, en forma abusiva, de sus ganancias:

Un video publicado en redes sociales muestra cómo los carretilleros de prefirieron tirar sus productos al suelo, antes que permitir que los inspectores la confiscaran.

Numerosas personas -entre vecinos y transeúntes- que fueron testigos del acto, salieron a auxiliar los vendedores ambulantes y pedían a las autoridades que no se llevaran lo que tenían en venta.

«No se lleven nada, nos están matando de hambre. Este es el gobierno de Díaz-Canel», denunciaron.

Un conflicto social agudo, el de la escasez de alimentos, que inevitablemente continúa el círculo vicioso de la elevación de los precios, abarcó en enero dos renglones básicos en la dieta de los cubanos: el pan y los huevos:

Ni pan, ni huevos: arrecia escasez de alimentos en Cuba

El régimen cubano sigue sin ofrecer soluciones a la población ante la escasez de alimentos básicos como el pan y el huevo, que como dicen en la isla «están perdidos».

«No hay una mejoría y cada día se agrava más esta situación», dijo Espinosa a Radio Martí.

Hernández, por su parte, no sabe si lo que está pasando es comparable al período especial, pero «estamos muy mal con el abastecimiento de alimentos», aseveró.

Lo que más golpea es la falta de pan, agrega la bloguera y comunicadora, residente en La Habana. «Siguen sin vender el pan por la libre. El único pan que se está vendiendo es el que viene por la libreta. Cuando aparece el pan por la libre, que antes costaba 5, lo venden en 15 pesos», explicó. Ver noticia

Mientras tanto el gobierno recula en varios conflictos socioeconómicos pero aún sin querer hacer concesiones definitivas. El historiador estadounidense Jon Lee Anderson escribió en el New York Times:

El anteproyecto  (de Constitución) ha tenido numerosas modificaciones para incorporar las opiniones de los ciudadanos cubanos que fueron consultados sobre las reformas propuestas. No todos los cambios son progresistas: a consecuencia de una supuesta demanda pública generalizada, se eliminó una cláusula que habría permitido de manera explícita el matrimonio igualitario; otra modificación reinstauró el lenguaje que describe que el mayor objetivo político de Cuba es “el avance hacia la sociedad comunista”.

También hubo un rechazo público contra un proyecto de ley que prohibía la acumulación de propiedad privada. Al final, el gobierno cedió y accedió a un acuerdo en el que reguladores estatales determinarán, caso por caso, qué propiedades se pueden poseer. Otro decreto que ha generado resistencias sociales es el que propone un sistema de aprobación oficial previa para la realización de actividades culturales y de censura al arte que, se considere, contenga contenido “vulgar y obsceno” o en el que se haga mal uso de los símbolos patrios. El gobierno ya prometió que se revisarían aspectos del decreto. Ver noticia.

La continuada insumisión en los sectores culturales con respecto al citado Decreto 349 fue otro aspecto destacado de la en enero.

TENDENCIAS DEL MES

Al desglosar las tendencias del mes en políticas, sociales, económicas y culturales  se  ratifica nuestro análisis semestral: la paciencia y pasividad ciudadanas se extinguen de manera rápida en las actuales condiciones.

Políticas: el gobierno no ha podido aplastar la movilización en contra de su proyecto constitucional, pese a la abierta y desmesurada desplegada con ese fin.

Sociales: el gobierno no ha podido apaciguar y desmovilizar a los miles de afectados por el tornado en varios municipios de Ciudad de La Habana. De hecho, el derecho a ayudar a los damnificados sin pasar por el control del Estado se convirtió en un tema de amplio consenso entre sectores populares y ciudadanos sin conexión con grupos políticos de oposición. Ver noticia.

Autoridades impiden a cooperativistas independientes ayudar a damnificados por el tornado

El vicepresidente de la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios (Pemencub), Juan Antonio Font Carreño, fue detenido e interrogado el viernes, 8 de febrero, en la unidad de la policía de Zanja, en La Habana.

Su detención se produjo tras la iniciativa de Pemencub, la semana pasada, de ofrecer ayuda a los damnificados del tornado que azotó la capital cubana el domingo 27 de enero.

Carreño dijo al periodista de Cubanet, Vladimir Turró, que durante el interrogatorio él y sus compañeros de Pemencub fueron advertidos de que estaban en «la línea roja».

Por otra parte, los vecinos de un sector próximo a la Calzada del Cerro, que desde 1982 venían disciplinadamente recorriendo los interminables laberintos de la sin recibir respuesta a las inundaciones sistemáticas de sus hogares por las aguas de un canal cercano, esta vez decidieron sacar sus muebles y construir barricadas que bloquearan esa importante vía urbana.

Económicas: el gobierno no ha logrado apaciguar y desmovilizar a los diferentes sectores de los (taxistas, camioneros, bicitaxis) y lejos de intimidar a algunos cuentapropistas, han provocado ya ocasionalmente su revuelta pública, como es el caso de los carretilleros.

Culturales: el gobierno no ha logrado apaciguar y desmovilizar a los artistas, creadores e intelectuales que continúan su campaña contra el Decreto 349. Por el contrario, apoyándose en la hipocresía de la legalidad vigente, la reconocida artista Tania Bruguera ha puesto un pleito legal en Cuba contra varios medios de comunicación del gobierno y voceros oficialistas.

CONCLUSIONES

  1. Reiteramos nuestro pronóstico de julio de 2018 en el sentido de que “es factible pronosticar un empeoramiento de la latente a lo largo del país que cualquier detonante pudiera transformar en públicas sin que para ello medie necesariamente el esfuerzo de ninguna organización opositora”.
  2. La capacidad material del gobierno para satisfacer demandas populares es sumamente limitada dentro del esquema totalitario vigente y la en Venezuela.
  3. Reiteramos también nuestra conclusión del mes de julio del pasado año: “De estallar de manera simultánea y pública varios de los actuales conflictos socioeconómicos y culturales vigentes, el gobierno tendrá que considerar las únicas dos opciones a su alcance:
    a) Recurrir como siempre a la (con el agravante de empeorar mucho más la crisis) lo cual sería probablemente un suicidio,
    b) Adoptar una nueva política de reformas genuinas y profundas del régimen de gobernanza que concedan una apertura real a la empresa privada nacional y el mercado, aun cuando la élite de poder pretenda seguir reteniendo las riendas de un régimen político autoritario.
  4. Las zonas de mayor nacional se encuentran en los siguientes sectores: transporte, vivienda, insalubridad, y costo de los alimentos, y deterioro de los servicios médicos, así como las restricciones a la libertad cultural y de creación en general.

INFOGRAMA

GLOSARIO

Conflicto. Es una situación en la que existe una contradicción entre los intereses de dos o más partes (o ellas creen que ese es el caso). Los conflictos pueden ser políticos, culturales, económicos, o sociales.

Conflicto primario y secundario. Los conflictos primarios son aquellos que son la raíz principal de otros, clasificados como conflictos secundarios, porque estos últimos podrían resolverse si se les diera solución al conflicto principal. En el caso de Cuba el conflicto primario es el que existe entre el régimen de gobernanza vigente y las necesidades e intereses de la mayoría de los ciudadanos que se ven afectados por aquel.

Conflicto y violencia. Los conflictos no equivalen al uso de la violencia. De hecho reconocerlos a tiempo y encauzar su solución pacifica puede prevenir que se desate la violencia a consecuencia de ellos.

 Actores principales de un conflicto. Son aquellos cuyas necesidades e intereses directos son contradictorios (o así creen ellos que es el caso) y son quienes más pueden incidir en encontrar la solución del problema que los enfrenta. En el caso cubano los actores principales en conflicto son los integrantes de una élite de poder privilegiada de no más de 100 familias y aquella parte de la ciudadanía que ha decidido organizarse para proteger sus intereses.

Poder.  Es la capacidad que tiene una parte de hacer que la otra se someta o actúe según convenga al poderoso. En el caso de Cuba el poder lo tiene un grupo reducido de personas que realmente “manda” (la élite de poder) mientras que los funcionarios del gobierno “administran” el país según los deseos de aquellos.

Gobierno. Es el conjunto de funcionarios que administra e implementa las políticas que se corresponden con el régimen de gobernanza (sistema de gobierno) vigente. En el régimen de gobernanza vigente en Cuba la élite de poder manda y el gobierno ejecuta y administra su voluntad.

Régimen de gobernanza.  Es el conjunto de instituciones, leyes, normas y valores que rigen un sistema de gobierno favorable a los que tienen el poder.