Los cubanos podrán ser dueños de un solo negocio privado, según establecen nuevas medidas publicadas el lunes en la Gaceta Oficial de Cuba.

El gobierno anunció que descongelará al incipiente sector privado en la isla —paralizado desde agosto del año pasado— y comenzará a emitir licencias para abrir nuevos negocios, pero estableció mayores controles a través de un paquete de medidas que pretenden evitar la evasión fiscal, la acumulación de la riqueza y le otorgan a los órganos del Estado control directo sobre el llamado «cuentapropismo» en la isla.

Las medidas no entrarán en vigor inmediatamente sino en un plazo de 150 días, para asegurar su implementación adecuada, según indicó el periódico oficial Granma.

Si un cubano es dueño de una paladar, no podrá alquilar su vivienda, por ejemplo, pues ningún cubano podrá tener más de una licencia para ejercer el trabajo privado.

Cerca de 9000 personas, la mitad en La Habana, estarían afectadas por esta medida, según indicó la funcionaria.


Vladimir Regueiro Ale, director general de Política Fiscal del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP), justificó que los gravámenes a la actividad privada responden a «la tendencia a la subdeclaración de ingresos, el incumplimiento de los pagos de las cuotas mensuales y la no declaración de todo el personal contratado, unido a la acumulación de deudas tributarias en un segmento de estas formas de gestión.

En resumen, las «adecuaciones» consisten en «definir los regímenes de tributación, cuotas mensuales y gastos deducibles para las actividades que se agrupan; eliminar la exención del pago del Impuesto por la utilización de fuerza de trabajo».

También buscan «implementar la cuenta bancaria fiscal; modificar el pago de los impuestos a los agentes de telecomunicaciones; y establecer un régimen de tributación al experimento del servicio público de transportación de pasajeros en la capital, así como otras modificaciones».

Régimen de tributación y cuotas mensuales

Según Granma, de las 123 actividades que quedaron aprobadas luego de la reagrupación, 52 aportarán por el Régimen General y 71 lo harán por el Simplificado, el cual consiste en el pago mensual de una cuota consolidada.

Impuesto por la utilización de fuerza de trabajo

El director general de Política Fiscal del MFP expuso «como lo más significativo» que se elimina la exoneración del pago de impuestos por la contratación de hasta cinco trabajadores, y a su vez se ajusta la base imponible mínima para el pago de este impuesto, cuyo tipo impositivo continúa siendo del 5%.

Estas modificaciones abarcan todas las formas de gestión no estatal, que incluye a los artistas y creadores y las cooperativas no agropecuarias.

Fuentes: Nuevo Herald  y Diario de Cuba