La artista Tania Bruguera ha presentado una demanda por difamación contra el periódico Granma, voceros oficialistas y medios estatales del Gobierno de Cuba.

Los abogados que la asesoran aseguran que es la primera vez que se hace una demanda de ese tipo.


«Cansada de sufrir difamaciones por medio de órganos de prensa oficiales del país como el Granma Razones de Cuba  (blog oficialista) y de sitios web auspiciados por el Ministerio de Cultura, comoLa Jiribilla, he decidido poner una denuncia contra el actuar de personas naturales y jurídicas que me han afectado a mí y a mi familia psicológica, laboral y socialmente», dijo Bruguera en una declaración que acompaña la demanda.

La artista informó que el 11 de diciembre presentó en la estación municipal de Policía de La Habana Vieja la denuncia penal contra los ciudadanos Arthur González, Antonio Rodríguez Salvador, el director del sitio web CubaDebate Randy Alonso Falcón, la directora de La Jiribilla, Anneris Ivette Leyva, y la directora del periódico Granma, Yailín Orta Rivera.

Bruguera señaló que la campaña de difamación en su contra no se ha limitado a la prensa, pues incluye reuniones de directivos del Ministerio de Cultura y del Ministerio del Interior, de directores de museos nacionales y otros dirigentes y agentes culturales del Gobierno, con jóvenes artistas, estudiantes, curadores y creadores para desacreditarla.

«Esto, desgraciadamente, no se limita al país, pues el intento de difamación ha tratado de llegar con sus tentáculos a otras costas», aseguró.

«Después de realizada la denuncia, entregué copias de toda la documentación, haciendo nota a la Fiscalía General de la República y a la oficina de atención al público del Consejo de Estado, de dicha acción legal. Finalmente, me presenté en las oficinas de atención al público de la Policía Nacional Revolucionaria, donde se me confirmó que el caso se había registrado en el sistema nacional de denuncias», explicó Bruguera.

«Lo que estoy pidiendo no es compensación económica, sino la retractación en los mismos medios donde aparecieron originalmente los artículos y en los que aparecen en red ponerles una nota aclaratoria», concluyó.

Varios abogados que asesoraron a la artista en la redacción de la demanda le aseguraron que es la primera de su tipo en Cuba.

«Pues entonces que sea la primera de muchas y que sirva para que con la próxima persona que les sea incómoda por decir y hacer lo que piensa, reflexionen mejor antes de difamarlos públicamente», agregó.

Al dar este paso, Bruguera espera que otros artistas y ciudadanos cubanos también usen las estructuras legales existentes, como la ley contra la difamación, para su protección.

Es común que medios oficiales del Gobierno de Cuba usen sus espacios para acusar sin presentar evidencias ni pruebas a personas como artistas y periodistas de trabajar como «asalariados del Imperio» o de ser «mercenarios».

Tania Bruguera ha defendido el derecho a la libertad de expresión en Cuba por años y actualmente, junto a varios artistas, es parte de la campaña contra el Decreto 349.

Bruguera fue detenida en La Habana durante tres días consecutivos la semana inicial de diciembre, y desde que salió en libertad está bajo constante vigilancia por las autoridades y ha sufrido acoso, incluidas «amenazas por teléfono».

No obstante, ha defendido su decisión de permanecer en su país en estos momentos cruciales «para la libertad de expresión en Cuba y también en el mundo», poniendo a un lado compromisos internacionales, como su anunciada participación en la Bienal de Kochi.

«Aunque, en las circunstancias en las que vivimos en Cuba hoy, nos hayan hecho sentir que pedir tus derechos sea un acto inútil, todos como ciudadanos tenemos que ser escuchados, nuestros derechos ser resarcidos y recibir respuesta cuando se difama, como está previsto en el Artículo 63 de la Constitución de la República vigente», dijo Bruguera.

Fuente: Diario de Cuba