El déficit de viviendas en la isla sobrepasa el millón de unidades. Las dos ciudades más pobladas, La Habana y Santiago de Cuba, son las más afectadas, y la falta de materiales de construcción es uno de los principales problemas.

Las prioridades del gobierno cubano en el sector del turismo incrementa el déficit de materiales para reparar el fondo habitacional nacional.

«El monopolio del Estado es la causa principal de esta crisis», afirma un albañil.

El cuentapropista Yoel Espinosa aseguró que la solución al déficit de materiales podría estar en los emprendedores privados, pero estos son frenados por el gobierno.

Al sector privado «que le den posibilidades, que le suministren materia prima, que los dejen trabajar, que los dejen producir, y no los mantengan maniatados como los tienen actualmente», reclamó el cuentapropista.

Fuente: Martí Noticias