RESUMEN ESTADÍSTICO

Las noticias de noviembre de 2018 indican que la nacional se agrava al no dar el gobierno de Miguel Díaz Canel, después de varios meses de su inauguración en abril, respuesta concreta a tan siquiera una perspectiva de solución a mediano plazo de los problemas latentes, sociales y económicos, que afectan al país. Al mismo tiempo ciertos temas de esa se han hecho visibles en ciudadanas contra las nuevas medidas que Díaz Canel ha adoptado en estos breves meses contra los sectores culturales y cuentapropisats. Durante el mes fueron contabilizados cuatro decenas de hechos noticiosos asociados a situaciones de económica, social, cultural y política.

TENDENCIAS DEL MES

Económicos: El mes de noviembre se caracterizó por el incremento de las tensiones con el sector cuentapropista debido a las nuevas disposiciones en su contra que están pendientes de entrar en aplicación en la primera semana de diciembre. En particular han molestado las limitaciones respecto al número de licencias que puede obtener una persona para diversificar sus negocios y las nuevas regulaciones que presionan aun más a los para vincularlos a esquemas estatales de operaciones.  Se ha comenzado a difundir el rumor de que estos planean diversas modalidades de huelga y para el 7 de diciembre que es cuando entran en vigor dichas regulaciones.

Sociales: La situación social se agrava tanto desde de punto de vista de la insalubridad, con sus inevitables impactos epidemiológicos, como de la creciente precariedad y deterioro del fondo de viviendas. Numerosas situaciones críticas con los vertederos de basura y la propagación de enfermedades, como el dengue hemorrágico y el Zica, se han reportado en distintas regiones del país. Para colmo se produjeron de abastecimiento de en zonas altamente pobladas de la capital que empeoraron la situación de insalubridad de barrios densamente poblados e incluso de importantes hospitales ubicados en esas barriadas.

Culturales: Continuaron las públicas y acciones de resistencia al interior del gremio artístico contra la pretensión de control fascista de la producción cultural que supondría la aplicación del Decreto 349. El hecho de que a la resistencia de esta suerte de “movimiento naranja” se hayan sumado destacados artistas cubanos residentes dentro y fuera de la isla –como son los casos de Bobby Carcasses y Tania Bruguera (que renuncio a participar en un importante evento internacional para viajar a Cuba y enfrentarse a la en esas circunstancias)- ha contribuido a elevar la visibilidad y efectividad de la resistencia al citado decreto.

Políticos: La Comisión Nacional de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional contabilizó unas 247 detenciones de disidentes políticos, mayormente mujeres, en el mes de noviembre. Esa es la cifra más baja desde 2010 para ese mes aunque registra un considerable aumento respecto al pasado mes de octubre que fue de 202.

CONCLUSIONES

El gobierno de Miguel Díaz Canel, a siete meses de su inauguración, lejos de avanzar a consolidar la imagen aperturista que procuran vender a los inversionistas extranjeros, ha demostrado ser aun más torpe, miope y represivo –en especial en las esferas social y económica- que cuando los hermanos Castro administraban de manera directa las operaciones administrativas de gobierno.

 Si bien no ha cambiado nada esencial en Cuba en estos meses, salvo para empeorar la vida cotidiana, sí se nota una tendencia creciente del ciudadano de a pie a externalizar su inconformidad. La resistencia pública de artistas y transportistas a aceptar de manera callada las nuevas regulaciones contra sus intereses así lo demuestra.  

 Los datos de este mes reiteran nuestra conclusión del mes pasado: la elite de poder cubana ha perdido la iniciativa estratégica (recursos materiales, influencia ideológica) para mantener la estabilidad del sistema, por lo que se ve arrastrada por situaciones que, por la creciente impaciencia ante la ausencia de reformas para poner coto al generalizado deterioro nacional, cada vez escapan más a su control.

GLOSARIO MÍNIMO

Conflicto. Es una situación en la que existe una contradicción entre los intereses de dos o más partes (o ellas creen que ese es el caso). Los conflictos pueden ser políticos, culturales, económicos, sociales, etc.

Conflicto primario y secundario. Los conflictos primarios son aquellos que se considera son la raíz principal de otros, considerados conflictos secundarios, porque estos últimos podrían resolverse si se les diera solución al conflicto principal. En el caso de Cuba el conflicto primario es el que existe entre el régimen de gobernanza vigente y las necesidades e intereses de la mayoría de los ciudadanos que se ven afectados por aquel.

Conflicto latente y conflicto visible. Los conflictos latentes son aquellos que existen pero su presencia o relevancia pasan inadvertidas para la opinión pública porque los afectados no toman iniciativas para denunciarlos, bien por estar resignados a su suerte o por tener escasa confianza en poder lograr sus objetivos.  Los conflictos latentes se transforman en visibles cuando los afectados se organizan, protestan, formulan demandas públicas y movilizan a otros ciudadanos en la defensa de sus intereses.  

 Actores principales de un conflicto. Son aquellos cuyas necesidades e intereses directos son contradictorios (o así creen ellos que es el caso) y son quienes más pueden incidir en encontrar la solución del problema que los enfrenta. En el caso cubano los actores principales en conflicto son los integrantes de una elite de poder privilegiada de no más de 100 familias y aquella parte de la ciudadanía que ha decidido organizarse para proteger sus intereses.

 Poder.  Es la capacidad que tiene una parte de hacer que la otra se someta o actúe según convenga al poderoso. En el caso de Cuba el poder lo tiene un grupo reducido de personas que realmente “manda” (la elite de poder) mientras que los funcionarios del gobierno “administran” el país según los deseos de aquellos.

 Gobierno. Es el conjunto de funcionarios que administra e implementa las políticas que se corresponden con el régimen de gobernanza (sistema de gobierno) vigente.

Régimen de gobernanza.  Es el conjunto de instituciones, leyes, normas y valores que rigen un sistema de gobierno que favorece a los que tienen el poder.